Yoga Posnatal con bebé

Yoga PostNatal

 

El ser madre es un gran trabajo, que comienza con el nacimiento del bebe, nuestra vida y nuestros tiempos cambiaran. Cuando nace nuestro hijo nos embarcaremos en una gran tarea que no podemos dimensionar. Vivimos la experiencia cada una de la mejor manera pero internamente tenemos emociones encontradas, nos sentimos felices y a la vez abrumadas, con temores y ansiedad. Si hemos comenzado la práctica durante el embarazo y considerando lo anterior es fundamental continuar con ella pues nos será de gran ayuda y apoyo, entregándonos bienestar a nosotras y a nuestro bebé.
El yoga nos ayudará en diferentes planos, nuestro cuerpo ha cambiado y lentamente se recuperara después del parto, las asanas nos ayudarán a fortalecer los músculos abdominales y el piso pélvico, favoreciendo este proceso. Además será fundamental para disminuir el estrés del nuevo rol que asumiremos.
La práctica del yoga es de gran ayuda para enfrentar los innumerables cambios que la mujer enfrenta durante el post parto.
Una opción del Yoga Post Parto es realizar la practica junto al bebe lo que le permitiría a la madre fortalecer más aun el apego con su hijo ayudando a acrecentar la unión y la comunicación. Además facilita a la mujer retomar la práctica porque le permite llevar a su hijo y compartir con él sus beneficios.

Beneficios del Hatha Yoga en la Puerperio
Cuando la mujer retoma su práctica viene saliendo de un proceso muy intenso y a la vez comenzando uno nuevo que la demandara física, mental y emocionalmente.  La practicante vivenciará  emociones encontradas, inseguridades, cansancio, falta de sueño, dolor en los senos y en la zona del perineo.  Tendrá que asumir un cuerpo que desconoce parece que no fuera el suyo,  y que espera  tonificar y fortalecer a la brevedad.
Las técnicas de yoga actúan directamente sobre el sistema nervioso. Las posturas, la respiración, la meditación y la relajación activan el sistema parasimpático, lo que produce una relajación física, emocional y mental, que activa los procesos curativos del organismo.
Fortalecer Musculatura: A medida que los músculos se contraigan de nuevo en forma, necesitan fortalecerse.  Tonificar los músculos abdominales son de gran interés, hay que tonificar y fortalecer la pared abdominal para normalizar la dinámica uterina.
También es muy importante comenzar lo más pronto posible los ejercicios de Kegel o como nosotros lo vemos en la práctica Mulabhanda. Necesitamos fortalecer la zona del perineo. En el caso que la mujer tenga una episiotomía o un desgarro, este ejercicio aumenta la circulación de la sangre en la zona y sanara más rápido.
La práctica regular del Yoga también le ayudara a enfrentar las exigencias de la maternidad, tales como insomnio y cambios de humor, ya que se altera el equilibrio hormonal.
Usar la relajación y sobretodo la meditación para tranquilizar los pensamientos lo que ayudara a equilibrar las emociones.

Recomendación:
Es aconsejable descansar durante cuatro a seis semanas entre el Parto y el inicio de la práctica del Yoga, la nueva mama puede conversar con su médico o matrona para ver cuando es seguro comenzar a hacer ejercicio de nuevo.

Instructora: Delia Jorquera Muñoz

Horarios:

viernes  a las 12:15 hrs.

1 vez a la semana – 4 clases al mes $30.000

 

IMG-20151020-WA0004

IMG-20151020-WA0002IMG-20151020-WA0003guagua