Terapia Floral

Terapia-Floral-2_2jpg

La terapia floral surge de las investigaciones del Dr. Edward Bach en relación a cómo la vibración energética de las flores ayuda a equilibrar las emociones en el ser humano.
Las flores de Bach facilitan nuestra toma de conciencia e integración, ya que actúan a modo de un “espejo” que nos refleja de una manera amorosa, lo que favorece nuestra capacidad de poner atención en nosotros mismos y nuestras áreas de conflicto, permitiendo así su elaboración, integración y transmutación.
A partir del desarrollo inicial de las flores de Bach surgen los distintos modelos de terapia floral, muchos de los cuales han desarrollado estudios para trabajar temas más especializados (déficit atencionales; duelos; elaboración de situaciones traumáticas, entre otros).

EN QUÉ CONSISTE LA TERAPIA
En sesiones de 30 minutos de duración, a partir de la conversación con el consultante, se determinan las flores adecuadas en relación al motivo de consulta y las áreas que se desean trabajar.
Se realiza un trabajo terapéutico que integra distintos sistemas florales (especialmente Bach, California, Orquídeas de Machu Picchu), además de re equilibrar los chakras, lo que en conjunto son una excelente herramienta terapéutica.

Terapeuta:
Ps. Carla Lizama Valenzuela.