Psicodrama

psicodrama

El Psicodrama, es “el método que sondea a fondo la verdad del alma mediante la acción”, ésta definición corresponde a J. L. Moreno, médico psiquiatra rumano, padre del Psicodrama.

En ésta creación Moreno, integra diversas disciplinas como son el teatro, la sociología y la psicología. Este modelo de intervención considera al sujeto desde una perspectiva tríadica que implica la integración de aspectos corporales, afectivos y cognitivos, llevados a la acción a través de la escenificación. Esto facilita la emergencia de significados inconscientes bloqueados y la integración de la experiencia promoviendo una ampliación y resignificación de la perspectiva con la que habitualmente se percibe la realidad.

El Psicodrama, toma la escenificación teatral, como núcleo del abordaje y la exploración del ser humano y sus vínculos. Facilita que el sujeto, en tanto represente sus propios dramas latentes, ponga en juego sus personajes, explore sus roles y contra-roles y elabore sus propios conflictos.

Esto permite al sujeto, resignificar su experiencia y ampliar la perspectiva con que se mueve en el mundo, al ampliar los roles con los que se desempeña desde su posición sociodramática, es decir desde su contexto social y vincular. Además, induce al sujeto a la búsqueda de conductas más adaptativas, enriquecedoras y creativas (rematrización) en su red vincular.

El Psicodrama provee de amplias herramientas que pueden ser aplicadas de manera transversal en los ámbitos clínico, educacional, comunitario, artístico y desarrollo humano en el contexto organizacional.

En al ámbito clínico, si bien el énfasis está puesto en la psicoterapia de grupo, puede ser aplicado tanto a nivel individual como a pareja y familia.

Como se desarrolla una sesión:

Una sesión psicodramática consta de tres etapas: El Caldeamiento, la dramatización y el Compartir o Sharing.

En la etapa inicial del Caldeamiento el grupo pasa por un proceso de cohesión, a través de una serie de dinámicas de sensibilización del cuerpo, de sus sentidos, de sus afectos, de manera de facilitar la vivencia y los conflictos individuales. De los cuales emerge el diagnóstico y el conflicto grupal. El grupo elige el protagonista y la escena a dramatizar.

En esta etapa se incorporan, diversos recursos corporales y expresivos, tales como: técnicas corporales , psicodanza, psicomúsica y juegos dramáticos; plástica, modelamiento en greda, máscaras y telas, trabajo vocal y recursos literarios, cuentos y mitos.

Dramatización: Es la realización de la acción que involucra al protagonista y a los roles complementarios y que tiene como propósito vivenciar y tomar conciencia del conflicto.

Constituye un dispositivo terapéutico que permite el despliegue de la fantasía interna. En ésta se intenta integrar en la experiencia elementos ideativos, afectivos y corporales. Toda dramatización debiera contemplar la carga afectiva asociada (Catarsis de Integración ) que es la que generalmente se desbloquea mediante la acción. Junto a ésta , el proceso de darse cuenta, (Insight dramático) de manera integral y en forma espontánea, deviene en un proceso de resignificación que trasciende lo intelectual y posibilita la apertura de nuevas posibilidades de relaciones, de espontaneidad y de creatividad con la realidad.

En la etapa final o Sharing el grupo comparte las vivencia personales, generadas en la dramatización. Etapa crucial ya que es aquí donde se constata que la elección de la escena se relaciona con la emergencia de un conflicto, que ya no es del protagonista que realizó la dramatización, sino que este fue solo un agente catalizador del conflicto grupal.

De acuerdo a la problemática planteada por la persona, se le indica la forma de terapia y el contexto terapéutico adecuado, sea este grupal, bipersonal, de pareja o familiar.

Psicodrama Bipersonal :

Es un abordaje terapéutico que se establece entre el paciente y el Psicodramatista creando una relación bipersonal, a diferencia del Psicodrama, no utiliza Yo-auxiliares.

El Psicodramatista va desarrollando paso a paso lo que el paciente va produciendo, de tal manera que sea el mismo paciente quien vaya tomando conciencia de dónde está el verdadero conflicto. La acción se lleva a cabo a través de representaciones dramáticas en el marco formal del Psicodrama Moreniano, en las que el paciente hace todos los roles, de este modo la sala de consulta se transforma en un escenario Psicodramático.

Las técnicas utilizadas son tanto verbales como de acción. Algunas de las Técnicas más usadas son:

  • Soliloquio: reflexión en voz alta asociada a la representación que permite averiguar aspectos no expresados en el transcurso de la acción.
  • Concretización: Dar estructura concreta a tensiones y sentimientos del paciente.
  • Maximización: exagerar la tensión para su reconocimiento.
  • Amplificación de la voz: cuando el paciente susurra las palabras el terapeuta se convierte en un eco que amplifica la voz.
  • Cambio de Roles: Esta técnica, requiere cierta adaptación ya que el protagonista, en sentido estricto, no puede hacer cambio de roles, sino que debe desempeñar ambos papeles, para en un momento posterior pedirle que observe la dinámica entre los personajes que han participado en la acción. Se trata de añadir a lo vivido, desde los personajes, la visión externa que le permite entender el juego de complementariedades, de tal modo que pueda pasar a modificar su modo de relaciones y su modo de entender su conducta.
  • Escultura: Esta técnica permite al sujeto acercarse a un registro corporal de su vivencia y tome conciencia de su modo de estar con los demás, siendo el cuerpo la señal y el símbolo de la relación.

Para concluir la sesión, se da espacio al compartir entre ambos. Una vez que el paciente ha desmontado la escena, sale del régimen de “semirealidad” y regresa a su realidad (hora, lugar) se privilegia que el paciente pueda dar cuenta a si mismo de sus propias sensaciones, emociones, y de los nuevos significados ante la experiencia vivida y como estos pueden ampliar su repertorio de conductas ante los conflictos vividos en el aquí y ahora. El terapeuta por su parte, complementa con sus propias reflexiones y experiencia en la escena vivida.

Dirige: Natividad Valdivia, psicóloga y psicodramatista.