Masaje con Piedras Calientes

Esta terapia combina el masaje terapéutico tradicional con la aplicación sobre la piel de piedras a distintas temperaturas, para facilitar que fluya la energía vital y aliviar así trastornos físicos y emocionales.

En qué consiste el masaje:

El masaje consiste en poner las piedras en distintas zonas determinadas del cuerpo que son puntos energéticos, como la columna vertebral, el abdomen la frente, manos y dedos de los pies, esto va a provocar que se dilaten los vasos sanguíneos y linfáticos y por ende se va a estimular la circulación.

Para la terapia se utilizan diferentes piedras a temperatura variada ya sea caliente o fría.  Son piedras suaves y lisas, se utilizan principalmente las piedras basálticas que son rocas volcánicas,  las cuales entre más densas y oscuras sean, contienen mayor cantidad de hierro y esto ayuda a retener el calor por más tiempo. Con las piedras frías las que mayormente se utilizan son las piedras de mármol.

Se dice que el calor junto al poder magnético que transmiten las rocas en combinación con el masaje, brinda energía, oxigena la piel, revitaliza y relaja.

Beneficios:

Al igual que muchas otras terapias que se realizan mediante masajes, la terapia geotermal también produce notables mejoras en el bienestar general de nuestro organismo. Pero, en realidad, sus beneficios van mucho más allá de la sensación de bienestar que genera.

 Entre algunos de los múltiples beneficios del masaje con piedras calientes se encuentran:

  • Mejora las funciones de nuestro organismo, reduce los dolores crónicos especialmente los óseos y musculares.
  • Elimina las toxinas del cuerpo.
  • Ayuda a equilibrar el sistema nervioso y mejora la circulación sanguínea.
  • Nos ayuda a relajarnos, pues mediante el correcto flujo de la energía, armonizamos cuerpo, mente y espíritu, y esto permite reducir notablemente nuestros niveles de estrés.
  • También tiene numerosos efectos estéticos visibles, ya que revitaliza, oxigena e ilumina la piel. Esto es una consecuencia de la mejora de la circulación sanguínea y de la eliminación de toxinas, que contribuyen a reafirmar los tejidos y hacen que la piel tenga un aspecto mucho más terso y saludable.
  • Este tipo de terapia está especialmente recomendada en aquellos casos de problemas nerviosos como el estrés, la ansiedad o el insomnio, para los problemas circulatorios, y para aliviar los dolores musculares y articulares, así como en los tratamientos de belleza.

Advertencias:

Cualquier persona que esté experimentando tensión muscular y dolor, insomnio o estrés puede beneficiarse de un masaje con piedras calientes. Sin embargo, hay algunas cuestiones que es necesario tener en cuenta para evitar riesgos.

Los masajes con piedras calientes deben ser evitados en los siguientes casos:

  • Trastornos de hemorragias o medicación a base de anti-coagulantes
  • Quemaduras en la piel
  • Heridas abiertas
  • Historial de coágulos de sangre
  • Cirugía en las últimas 6 semanas
  • Fractura u osteoporosis severa
  • Bajo recuento de plaquetas
  • Diabetes

Slide1

 

Terapeuta:  Delia Jorquera Muñoz.

Valor por Sesión $30.000